calendario abcaos

CALENDARIO

Apenas recién iniciado este mes, si nos ponemos a analizar cual es la palabra que más nos viene a la cabeza en estos días llegamos todos a la misma conclusión: CALENDARIO.

Septiembre es mucho peor que la lamentable cuesta de enero. Es el momento de volver a la realidad después de disfrutar de las merecidas vacaciones de verano: es el momento de mentalizarse del comienzo de la rutina alejada de la tumbona, el mar, la montaña, el relax, la buena compañía, el descanso, el ocio como prioridad de vida… Es el momento de volver a la realidad.

Es tiempo de reincorporarse al trabajo, al horario de 9:00 a 18:00 (con suerte), a las clases de lunes a viernes, a preparar la comida para el día siguiente, a programar la lavadora, a organizar las compras de la semana, a retomar el día “fijo” de ver a la familia, de hacer limpieza semanal… En definitiva,  es tiempo de volver a empezar y saber lo que te espera de ante mano al menos cinco días de los siete que forman cada semana.

Con este panorama poco alentador, es cuando intentamos organizar nuestras agendas en el CALENDARIO para conseguir sacar momentos de escape que vayan más allá de las obligaciones propias de un trabajador, estudiante, padre o madre…

En este sentido, es cuando vuelve a nuestro pensamiento temas tales como retomar el gimnasio al que nos apuntamos después de las pasadas navidades; mejorar el inglés; tomar una actitud más positiva, proactiva y productiva en el trabajo, o incluso tomar conciencia de que es hora de cambiarlo; estudiar más… Vamos, que nos planteamos metas que, siendo sinceros, nos cuesta dar continuidad. Será por esto que se nos hace tan cuesta arriba el fatídico mes de enero, que es cuando en realidad empezamos a programar en un nuevo CALENDARIO nuestro segundo intento de buenos propósitos.

Pues bien, después de toda esta enumeración de propósitos calendarizados pero no cumplidos, hay que tomar medidas y replantearse una agenda mucho más motivadora que nos ayude a afrontar el nuevo curso ‘escolar’ y nos amenice el año de verdad.

Aquí os dejo una sugerencia que nos puede alentar a todos a retomar la rutina de una forma diferente, aprendiendo y descubriendo cosas nuevas y, además, ayuda a los que más lo necesitan. Hablo de ClaseaTe, una asociación que organiza lecciones solidarias muy diversas que seguro hará de lo más productivo uno de los siete días de cada semana que nos quedan por delante hasta las próximas vacaciones.

Deja un comentario