Yo, mi, me, conmigo…

Repasando la prensa del primer día laboral de 2014 me ha gustado mucho el artículo de Alex Grijelmo sobre el uso que hacemos del sujeto en primera persona.

No sólo en nuestras acciones se puede apreciar egocentrismo en mayor o menor medida, también a través de la gramática podemos ver el excesivo interés que alguien muestra sobre sí mismo.

Aqui, el artículo publicado hoy en El País:

“Yo”, “yo”, “yo”, “yo” y “yo”.

 

 

 

 

Deja un comentario